En Español

En este aniversario de septiembre 11, finalmente cumplimos la promesa a quienes nunca se rinden

por Personal de AFSCME  |  13.09.2019

En este aniversario de septiembre 11, finalmente cumplimos la promesa a quienes nunca se rinden Foto de Getty/Spencer Platt

El 11 de septiembre de 2001, nuestro país enfrentó una tragedia única en su historia. Y nos hicimos la promesa de nunca olvidar (“never forget”); es decir, de nunca olvidarnos de quienes perdieron sus vidas en los ataques ni de quienes pusieron sus vidas en peligro para salvar las de otros.

Las mujeres y hombres en uniforme que respondieron al 11-S eran policías, paramédicos, bomberos y más. Se trata de trabajadores en el servicio público que nunca se rinden (“never quit”). Cuando nos encontramos en nuestro peor momento, ellos nos dieron lo mejor de sí mismos. Trabajaron sin cesar para buscar entre los escombros y rescatar a los supervivientes. Incluso cuando no hubo esperanza de encontrar supervivientes, siguieron trabajando, recuperando a los muertos para regresarlos a sus seres queridos. Muchos de estos trabajadores incansables eran y son miembros de AFSCME.

Le tomó al Congreso estadounidense demasiado tiempo para cumplir con la promesa que nos hicimos ese día. Durante años, nuestros legisladores obviaron ofrecerles a estos valientes trabajadores el mismo compromiso impávido que nosotros siempre hemos esperado de su servicio a nuestras comunidades. Cuando muchos de ellos desarrollaron enfermedades debido a su contacto con el polvo y los químicos tóxicos, no les facilitamos el acceso al tratamiento médico que necesitaban. No estuvimos ahí para ellos de la forma inmediata en que ellos estuvieron ahí para nosotros.

Al conmemorar el 18º aniversario de los atentados, sin embargo, el Congreso finalmente ha hecho lo correcto. Este año, gracias en parte a la presión ejercida por AFSCME, el Congreso aprobó una ley que asegura el financiamiento permanente para los trabajadores de emergencia y demás trabajadores que desarrollaron enfermedades como consecuencia de su servicio en 11-S. La nueva ley cubre a los trabajadores de emergencia, a trabajadores que fueron afectados durante los esfuerzos de rescate y limpieza y a los supervivientes de los héroes caídos.

“Cuando lo impensable sucedió, los miembros de AFSCME hicieron lo que los miembros de AFSCME hacen: se apresuraron hacia el frente; pusieron primero a sus comunidades; nos dieron lo mejor de sí mismos cuando las cosas estaban en su peor estado”, afirmó el Presidente de AFSCME Lee Saunders. “No es suficiente decir que nunca nos olvidaremos. Nunca podemos abandonar a quienes respondieron al llamado en 11-S. Nunca podemos dejar atrás a quienes nunca se rinden por nosotros”.


Next: Gran victoria para trabajadores en universidad de Oregón
Previous: Trabajadores de servicios médicos de emergencia en California se unen a AFSCME