En Español

Ayude a nuestra familia de AFSCME en Puerto Rico

por Pablo Ros  |  17.01.2020

Ayude a nuestra familia de AFSCME en Puerto Rico Foto de Eric Rojas / Singer / Getty

En un día normal, Sandra Pacheco, oficinista en el Departamento de Transporte y Obras Públicas de Puerto Rico, empieza su día a las 7 a.m., preparando los estipendios para los compañeros que trabajan fuera de las oficinas. Es una labor que Pacheco, quien es presidenta de su local, AFSCME 3889, Servidores Públicos Unidos de Puerto Rico, realiza con orgullo y dedicación.

Pero las últimas tres semanas no han sido normales para Pacheco ni para muchos otros puertorriqueños, incluyendo miembros y jubilados de AFSCME, que viven en la costa suroeste de la isla.

El 28 de diciembre, un terremoto fue el primero en una serie de temblores y réplicas que continúa hasta hoy en día. El 7 de enero se sintió un sismo de magnitud 6.4 que mató a una persona e hirió a decenas y que fue el más destructivo en Puerto Rico en los últimos cien años.

“Esto es lo peor que hemos pasado porque el huracán avisa, pero esto no avisa,” dice Pacheco, quien reside en Guánica pero se está quedando con una de sus tías en Yauco después de que su propia casa sufriera graves daños. “Sale temblando la tierra estrepitosamente y daña los nervios y la salud emocional está bien devastada”.

Pacheco dice que se preocupa por su hija, quien perdió su casa y duerme con su familia en su vehículo. Estos días, Pacheco pasa la mayor parte de su tiempo recibiendo ayuda y ayudando a otros, como por ejemplo aportándoles agua y otras provisiones a la gente que las necesita.

“El gobierno de Puerto Rico y la federación ayer domingo me trajeron agua, jabones, papel sanitario”, dijo Pacheco esta semana, refiriéndose a AFSCME. “Ayer llegó la luz y tenemos comida, gracias a Dios”.

Pero aún hay necesitad de carpas y casas de campaña donde la gente que se quedó sin techo pueda dormir, así como repelente para mosquitos, dijo.

Puerto Rico, en donde viven más de 11.000 miembros y 2.300 jubilados de AFSCME, sigue recuperándose del Huracán María y ha enfrentado crisis fiscales y políticas.

El Presidente de AFSCME, Lee Saunders, emitió una declaración esta semana haciendo un llamado a la administración Trump a que implemente “un esfuerzo de ayuda robusto e inmediato para aliviar el sufrimiento y la devastación que enfrenta la mancomunidad”.

“Toda la familia AFSCME tiene al pueblo de Puerto Rico en sus pensamientos y oraciones conforme sigue enfrentando condiciones impensables y adversidades personales”, declaró Saunders. “Los trabajadores públicos de Puerto Rico se demuestran incansables en sus esfuerzos por mantener sus comunidades seguras, sanas y fuertes a pesar de que ellos también enfrentan el desplazamiento de sus hogares, apagones enormes de electricidad y la amenaza de las enfermedades”.

AFSCME se está movilizando para apoyar a las comunidades de Puerto Rico con entregas de agua y otras necesidades vitales.

Motivamos a los miembros de AFSCME en todo el país a que ayuden de cualquier forma que puedan. Las donaciones se pueden canalizar a través de estas organizaciones en Puerto Rico:

• Puerto Rico Rise Up (PRRU), la cual provee servicios de salud:

https://www.facebook.com/PRRUp

 

• Banco de Alimentos, el cual prepara comida para los refugiados:

https://www.bancodealimentopr.org


Next: Victoria histórica para los miembros de la Local 3299 de AFSCME en California
Previous: Más reciente amenaza a ACA fortalece nuestra determinación a proteger el cuidado de salud