En Español

AFSCME apoya a los ‘Dreamers’ mientras el Tribunal Supremo decide su futuro

por Pablo Ros  |  14.11.2019

AFSCME apoya a los ‘Dreamers’ mientras el Tribunal Supremo decide su futuro Foto de Chip Somodevilla/Getty Images

Durante mucho tiempo, AFSCME ha sido un aliado de los trabajadores inmigrantes y sus familias, especialmente de los ‘Dreamers’, término que se refiere a los jóvenes inmigrantes indocumentados que llegaron a los Estados Unidos a temprana edad y con frecuencia no conocen ningún otro hogar.

En nuestra Convención de 2018, realizada en Boston, los miembros de AFSCME instaron al Congreso estadounidense a que apoyara a los Dreamers a través de la Ley Dream, la cual, entre otras cosas, les daría la oportunidad de obtener papeles y volverse ciudadanos americanos. También instamos a la administración Trump a que restaurara la política de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (Deferred Action for Childhood Arrivals), conocida por sus siglas en inglés, DACA, y que renunciara a sus ataques de dicho programa, creado por el Presidente Obama, en las cortes.

DACA es una política migratoria adoptada en 2012 que les permite a los jóvenes inmigrantes indocumentados aplicar para obtener protección temporal contra la deportación y autorización para trabajar en el país. Ha beneficiado a unos 800,000 Dreamers directamente, así como a incontables familias y comunidades indirectamente.

Sin embargo, en vez de renunciar sus ataques, y a pesar de perder numerosos fallos en las cortes, la administración Trump ha continuado sus esfuerzos por acabar con esta política. Ahora le toca al Tribunal Supremo, en donde se debatió el caso esta semana, decidir el futuro de los Dreamers.

Si el Tribunal Supremo emitiera un fallo en contra de los Dreamers, la decisión sería nada menos que una traición de los jóvenes americanos inmigrantes por su propio gobierno. Al aplicar para obtener el estatus DACA, muchos jóvenes inmigrantes proporcionaron información personal que en teoría podría usarse en su contra si volvieran a encontrarse indocumentados y desprotegidos.

Pase lo que pase, AFSCME seguirá luchando con los Dreamers, quienes son nuestros amigos, vecinos y colegas. Gracias a ellos tenemos un mejor país.


Next: Al reelegir al Gobernador de Luisiana las familias obreras hacen oír sus voces
Previous: Miembros de AFSCME contribuyen a victorias electorales en todo el país